Compartir esta página!

X

Comparte esta página con tus amigos en las redes sociales:

Calderón Globicephala melas y G. macrorhynchus

Pasar a

Las ballenas piloto se denominan así porque se creía que cada grupo observado era conducido por un piloto o líder.  Su nombre latino, Globicephala, significa "cabeza redonda", que es una de las principales características de identificación de la especie.  La cabeza bulbosa y la aleta dorsal gruesa y curvada son todavía más pronunciadas en los machos adultos, que son fáciles de distinguir de las hembras y los juveniles. Si bien se encuentran distribuidas normalmente en aguas oceánicas, las ballenas piloto pueden acercarse también a las zonas costeras, y se les ve con frecuencia en las excursiones de observación de ballenas en todo el mundo. Su observación es gratificante, porque son en general accesibles, e impresionantes por su tamaño y comportamiento.  Hay dos especies de ballenas piloto:  Las ballenas piloto de aleta corta (Globicephala macrorhynchus), que se encuentran principalmente en las regiones tropicales y templado-cálidas, y las ballenas piloto de aleta larga (G. melas), que habitan en aguas más frías y se subdividen ulteriormente en tres subespecies: la ballena piloto de aleta larga meridional (G. m. edwardii),  la ballena piloto de aleta larga del Atlántico Norte (G. m. melas), y la actualmente extinta ballena piloto de aleta larga del Pacífico Norte (G. m. subespecie sin denominación)1.  

Volver al comienzo ↑

No deben confundirse con

Resulta casi imposibles distinguir en el mar las ballenas piloto de aleta corta de las de aleta larga en los pocos lugares donde sus áreas de distribución se superponen (Pacífico Sur, Atlántico Norte, aguas situadas frente a las costas de Sudáfrica; y aguas situadas frente a las costas meridionales de Brasil, Uruguay y el norte de la Argentina).  Si bien las aletas pectorales de las dos especies difieren en longitud y forma, estas diferencias son difíciles de observar en el mar, por lo que las diferencias en las formas del cráneo es una de las pocas formas ciertas para distinguir una especie de otra donde las áreas de distribución se superponen2,3.  Las ballenas piloto pueden confundirse también con otros peces de color oscuro, tales como las orcas falsas, orcas pigmeas o delfines de cabeza de melón, pero ninguna de estas especies tiene la cabeza bulbosa, la aleta dorsal redondeada con forma de gancho, característico de los adultos de ballenas piloto. Además, las aletas dorsales y aletas pectorales de estas otras especies se encuentran dispuestas más atrás en sus cuerpos que las de las ballenas piloto.

Distribución

La distribución de las ballenas piloto de aleta corta es principalmente tropical y de aguas templado-cálidas que incluyen aguas tanto cercanas a la costa que del océano abierto. Por otra parte, las ballenas piloto de aleta larga se encuentran en aguas frías-templadas y subpolares del hemisferio sur, pero en el hemisferio norte sólo en el Atlántico Norte y el Mediterráneo. Las ballenas piloto de aleta larga se encontraban antes en el Pacífico noroccidental, pero actualmente parecen estar ausentes allí4.   Las ballenas piloto son generalmente nómadas, pero se han identificado y estudiado algunas pocas poblaciones residentes en diferentes lugares.  Al parecer se sienten atraídas a zonas con diferentes curvas batimétricas que pueden corresponder a condiciones de alta productividad2.

Las ballenas piloto de aletas cortas son nativas o estacionalmente presentes en los siguientes países:  Angola; Anguilla; Antigua y Barbuda; Arabia Saudita; Aruba; Australia; Bahamas; Bangladesh; Barbados; Belice; Benin; Bermudas; Bonaire, Brasil; Brunei Darussalam; Cabo Verde; Camboya; Camerún; Canadá; Chile; China; Colombia; Comoras; Congo, (la República Democrática del); Congo; Corea (República Democrática Popular de); Corea, (República de); Costa Rica; Côte d'Ivoire; Cuba; Curasao; Djibouti; Dominica; Ecuador; El Salvador; Eritrea; España; Estados Unidos de América; Federación de Rusia; Fiji; Filipinas; Gabón; Gambia; Ghana; Granada; Guadalupe; Guam; Guatemala; Guayana Francesa; Guinea Ecuatorial; Guinea; Guinea-Bissau; Guyana; Haití; Honduras; India; Indonesia; Irán (República Islámica del); Islas Caimán; Islas Cocos (Keeling); Islas Cook; Islas Marianas Septentrionales; Islas Marshall; Islas Salomón; Islas Turcas y Caicos; Islas Vírgenes Británicas; Islas Vírgenes de los Estados Unidos; Jamaica; Japón; Kenya; Kiribati; Liberia; Madagascar; Malasia (Malasia peninsular, Saba, Sarawak); Maldivas; Marruecos; Martinica; Mauricio; Mauritania; Mayotte; México; Micronesia (Estados Federados de); Mozambique; Myanmar; Namibia; Nauru; Nicaragua; Nigeria; Niue; Nueva Caledonia; Nueva Zelandia; Omán; Pakistán; Palau; Panamá; Papua Nueva Guinea; Perú; Pitcairn; Polinesia Francesa; Portugal; Puerto Rico; República Dominicana; Reunión; Sahara Occidental; Saint Kitts y Nevis; Samoa Americana; Samoa; San Martín (parte francesa); Santa Elena, Ascension y Tristan da Cunha; San Vicente y las Granadinas; Santa Lucía; Santo Tomé y Príncipe; Senegal; Seychelles; Sierra Leona; Singapur; Sint Eustatius y Saba (Saba, Sint Eustatius); Sint Maarten (parte de los Países Bajos); Samoa; Somalia; Sri Lanka; Sudáfrica; Suriname; Tailandia; Taiwán (Provincia de China); Tanzanía (República Unida de); Togo; Tonga; Trinidad y Tabago; Tuvalu; Vanuatu; Venezuela (República Bolivariana de); Viet Nam; Wallis y Futuna; Yemen.

Las ballenas piloto de aletas largas son nativas o estacionalmente presentes en los siguientes países: Alemania; Argelia; Argentina; Australia; Bélgica; Brasil; CanadáChile; Dinamarca;  EspañaEstados Unidos de América; Francia; Gibraltar; Groenlandia; Irlanda; Isla de Bouvet; Isla de Man;  Islandia; Islas Feroe; Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur; Islas Heard y McDonald; Islas Malvinas (Falkland); Italia; Libia; Malta; Marruecos; Mauritania; Namibia; Noruega; Nueva Zelandia (Islas Antípodas, Islas Chatham, Islas del Norte, Islas del Sur); Países Bajos; Perú; Portugal (Azores, Madeira); Reino Unido; Sáhara occidental.Saint-Pierre y Miquelón; Sudáfrica (Islas Marion y Príncipe Eduardo, El Cabo occidental); Suecia; Territorios Australes Franceses (Islas Crozet); Túnez; Uruguay;

Volver al comienzo ↑

BIOLOGÍA y ECOLOGÍA

Alimentación

Las ballenas piloto tanto de aleta corta como de aleta larga se alimentan principalmente de calamares, pero las de aleta larga suelen alimentarse también de diversas especies de peces de tamaño mediano e incluso de camarones,  al igual que muchas otras ballenas y delfines que se especializan en calamares, porque poseen muy pocos dientes5.  Se cree que recurren más a la succión para capturar e ingerir sus presas que a la persecución y a la sujeción/mordedura como es común entre otras ballenas y delfines dentados que se alimentan de peces6. En 1982-83 hubo un fuerte acontecimiento de El Niño que provocó importantes cambios en los ecosistemas de las áreas situadas frente a las costas de California, cerca de las Islas del Canal californiano, donde se había estudiado sistemáticamente la evolución de una población relativamente estable de ballenas piloto de aleta corta, que desapareció de la zona por varios años. . La razón fue probablemente el cambio que se produjo en las áreas de desove de los calamares, su presa preferida. Transcurrieron muchos años antes de que la población volviera a esa zona2.

Estructura social, reproducción y crecimiento

Lo mismo que las orcas y los cachalotes, las ballenas piloto forman grupos familiares y sociales estables de 20-100 ejemplares. Estos grupos se basan en líneas matrilineales, en el sentido de que las crías permanecen con sus madres hasta la edad adulta.  A diferencia de los cachalotes, los machos jóvenes de ballenas piloto no abandona su grupo materno para buscar oportunidades de apareamiento, sino que permanecen de por vida con su grupo materno.  Se cree que los machos alcanzan la oportunidad de aparearse con hembras de fuera de sus propios grupos familiares cuando varios grupos de ballenas piloto se reúnen en grandes agregaciones2,7.

Las hembras de ballenas piloto alcanzan la madurez sexual a la edad de 8-9 años, a diferencia de los machos que la alcanzan más tarde a los 12-17 años. Se calcula que la gestación dura 12 meses en el caso de las ballenas piloto de aleta larga, y 15-16 meses en el caso de las ballenas piloto de aleta corta.  Las crías se amamantan durante al menos tres años, y a veces incluso más tiempo, hasta después de haber comenzado la alimentación sólida. Las hembras suelen reproducirse hasta los 40 años de edad, pero pueden continuar amamantando y prestando cuidados a otras crías hembras hasta los 15 o 20 años después de que dejan de producir crías ellas mismas2.  Los machos alcanzan duraciones de vida más breves, normalmente de 35-45 años2.

Volver al comienzo ↑

Investigación, amenazas y estado de conservación

Las poblaciones de ballenas piloto residentes, tales como las que viven en aguas situadas frente  a las Islas Canarias, Madeira y Hawái pueden estudiarse mediante la fotoidentificación. Las ballenas piloto son fotografiadas y reconocidas individualmente a lo largo del tiempo por las muescas y las cicatrices que tienen en sus aletas dorsales, que permiten a los investigadores seguir de cerca los desplazamientos y las historias de vida de cada ejemplar a lo largo del tiempo. Los científicos utilizan también una variedad de otras técnicas de investigación, tales como el marcado mediante dispositivos satelitales, la acústica y la genética para estudiar esta especie y aprender acerca de sus desplazamientos de largas distancias, la identidad y la comunicación de la población.

Los depredadores naturales y los varamientos

No hay ninguna documentación sobre depredadores que atacan a las ballenas piloto, pero es probable que de vez en cuando esta especie constituya el objetivo predatorio de las orcas o los grandes tiburones8.  Las ballenas piloto son la especie más frecuentemente involucrada en varamientos masivos en toda su área de distribución, con varios incidentes bien documentados que han dado lugar a varias teorías acerca de la causa de los varamientos masivos.   Estas teorías incluyen accidentes de navegación que empujan a los animales a aguas inesperadamente poco profundas9, anomalías relacionadas con los campos geomagnéticos de la tierra causados por las tormentas solares10, o la errónea navegación de algunos ejemplares enfermos que hacen extraviarse al resto del grupo. Esta última teoría fue desacreditada en cierta medida por el análisis genético de las ballenas piloto varadas que mostraron que las ballenas extraviadas en grupo, a menudo no estaban estrechamente relacionadas entre ellas11.

Amenazas de origen humano

Como casi todas las demás especies de ballenas o delfines, también las ballenas piloto están expuestas al enredo y las capturas incidentales en las artes de pesca, y se han documentado como capturas incidentales en redes de enmalle de deriva pelágicas, la pesca pelágica con palangre y algunas pesquerías de arrastre3.   Las ballenas piloto de aleta corta son conocidas por ser objeto de capturas incidentales en algunas pesquerías del Pacífico Norte, el Océano Indico y el Atlántico sudoccidental12,13.   También las ballenas piloto de aleta larga están expuestas a la captura incidental en algunas pesquerías del Mediterráneo, el Atlántico y en aguas situadas frente a las costas de Brasil4.  

En cuanto depredadores apicales, las ballenas piloto experimentan también la bioacumulación de contaminantes, tales como los metales pesados y los contaminantes organoclorados en sus tejidos3,14, que pueden tener graves repercusiones a largo plazo en la salud y la reproducción.

Estado de conservación

Los fuertes vínculos sociales e instintos de agrupación de las ballenas piloto las convierte en los candidatos principales para la denominada pesca de conducción, por la que las ballenas son conducidas hacia la costa rodeadas por muchos barcos y luego matadas en aguas poco profundas. Se practicaba de este modo la caza de ballenas piloto de aleta larga en Terranova (Canadá), Cabo Cod (Estados Unidos de América), Noruega, Islandia, Groenlandia, Irlanda, Escocia y las Islas Malvinas (Falkland).  Actualmente, la única pesquería activa restante de conducción de ballenas piloto se encuentra en las Islas Feroe4,15.  

Se cazan ballenas piloto de aleta corta en pesquerías de conducción de ballenas en aguas situadas frente a las costas de Japón, y están también expuestas a capturas frente a las costas de San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Indonesia y las Filipinas12,16-19.  No obstante la abundancia tanto de ballenas piloto de aleta larga como de ballenas de aleta corta en muchas partes de su área de distribución, existe cierta incertidumbre sobre su taxonomía.  Es probable que poblaciones agrupadas bajo la denominación de una especie, de hecho puede representar a varias especies o subespecies, que se verían gravemente afectadas por algunas de las amenazas conocidas en su región.  Como tales, ambas especie están clasificadas como de "datos insuficientes" en la Lista Roja de de Especies Amenazadas de la UICN 4,12.  Las ballenas piloto del Antártico figuran en el Apéndice II de la Convención sobre las Especies Migratorias (CMS).  

Volver al comienzo ↑

Las ballenas piloto y la observación de ballenas

Las ballenas piloto son frecuentemente objeto de observación durante las excursiones de observación de ballenas en Madeira (véase el perfil del país de Portugal), y las Islas Canarias (véase el perfil del país de España), países ambos que acogen poblaciones residentes de ballenas piloto de aleta corta.  También las ballenas piloto de aleta larga son a menudo objeto de observación desde embarcaciones en el Golfo de Maine (Estados Unidos de América), mientras que las ballenas piloto de aleta corta pueden ser objeto de observación en Hawai. En los estudios realizados para examinar los efectos del ruido submarino proveniente de las embarcaciones de observación de ballenas se llegó a la conclusión de que incluso las embarcaciones que se desplazan a una velocidad de solo 5 nudos tienen el potencial de trastornar considerablemente la comunicación entre las ballenas piloto en áreas de distribución cercanas20.  Como sucede con todas las demás especies de ballenas y delfines, es sumamente importante que las embarcaciones de observación de ballenas respeten las directrices destinadas a reducir al mínimo las repercusiones de sus actividades sobre los animales objeto de observación.

Volver al comienzo ↑

Referencias

Mostrar/Ocultar referencias
  1. Committee on Taxonomy, List of marine mammal species and subspecies. Society for Marine Mammalogy, www.marinemammalscience.org, consulted on 11 October 2017. 2017.
  2. Olson, P.A., Pilot Whales, Globicephala melas and G. macrorynchus, in Encyclopedia of Marine Mammals, W. Perrin, B. Wursig, and J.G.M. Thewissen, Editors. 2009, Elsevier: San Francisco. p. 847-852.
  3. Olson, P.A., Pilot Whales, Globicephala melas and G. macrorhynchus, in Encyclopedia of Marine Mammals, B. Würsig, J.G.M. Thewissen, and K.M. Kovacs, Editors. 2017 Academic Press, Elsevier: San Diego. p. 701-705.
  4. Taylor, B.L., et al., Globicephala melas, in IUCN Red List of Threatened Species. 2008, http://www.iucnredlist.org/det... Consulted on 9 October 2017.
  5. Jefferson, T.A., M.A. Webber, and R.L. Pitman, Marine Mammals of the World: a Comprehensive Guide to their Identification. Second Edition. 2015: San Diego: Academic Press.
  6. Werth, A., A kinematic study of suction feeding and associated behavior in the long-finned pilot whale, Globicephala melas (Traill). Marine Mammal Science, 2000. 16(2): p. 299-314.
  7. Cañadas, A. and R. Sagarminaga, The northeastern Alboran Sea, an important breeding and feeding ground for the long-finned pilot whale (Globicephala melas) in the Mediterranean Sea. Marine Mammal Science, 2000. 16(3): p. 513-529.
  8. Baird, R.W., False Killer Whale, Pseudorca crassidens, in Encyclopedia of Marine Mammals, W. Perrin, B. Wursig, and J.G.M. Thewissen, Editors. 2009, Elsevier: San Francisco. p. 405-406.
  9. Chambers, S. and R. James, Sonar termination as a cause of mass cetacean strandings in Geographe Bay, south-western Australia. Proceedings of ACOUSTICS 2005, 2005: p. 9-11.
  10. Vanselow, K.H., et al., Solar storms may trigger sperm whale strandings: explanation approaches for multiple strandings in the North Sea in 2016. International Journal of Astrobiology, 2017: p. 1-9.
  11. Oremus, M., et al., Genetic Evidence of Multiple Matrilines and Spatial Disruption of Kinship Bonds in Mass Strandings of Long-finned Pilot Whales, Globicephala melas. Journal of Heredity, 2013. 104(3): p. 301-311.
  12. 1Taylor, B.L., et al., Globicephala macrorhynchus, in IUCN Red List of Threatened Species. 2008, http://www.iucnredlist.org/det... Consulted on 9 October 2017.
  13. Mignucci-Giannoni, A.A., et al., Cetacean strandings in Puerto Rico and the Virgin Islands. 1998. p. 1-8.
  14. Gajdosechova, Z., et al., Possible link between Hg and Cd accumulation in the brain of long-finned pilot whales (Globicephala melas). Science of The Total Environment, 2016. 545-546: p. 407-413.
  15. NAMMCO. Report of the Meeting of the Management Committee for Cetaceans, March 2018. 17 (North Atlantic Marine Mammal Commission Tromsø, Norway, 2018). 
  16.  Kasuya, T. Small Cetaceans of Japan: Exploitation and Biology.  476 (CRC Press, 2017). 
  17.  Fielding, R. & Evans, D. W. Mercury in Caribbean dolphins (Stenella longirostris and Stenella frontalis) caught for human consumption off St. Vincent, West Indies. Marine Pollution Bulletin 89, 30-34, doi:https://doi.org/10.1016/j.marp... (2014). 
  18. Emont, J. in The New York Times Vol. https://www.nytimes.com/2017/08/03/world/asia/whaling-lamalera-indonesia.html   Onlne (New York, New York, 2017). 
  19.  Mustika, P. L. K. Marine Mammals in the Savu Sea (Indonesia); indigenous knowledge,  threat analysis and management options BSc(Hons) Thesis thesis, James Cook University, (2006). 
  20.  Jensen, F. H. et al. Vessel noise effects on delphinid communication. Marine Ecology Progress Series 395, 161-175 (2009).

Volver al comienzo ↑

Compartir esta página!

X

Comparte esta página con tus amigos en las redes sociales: