Compartir esta página!

X

Comparte esta página con tus amigos en las redes sociales:

El certificado ACCOBAMS de alta calidad en la observación de ballenas®: Un plan de certificación de múltiples partes interesadas elaborado para la observación sostenible de ballenas en el Mar Mediterráneo

Historia y contexto

La observación comercial de ballenas y delfines en el Mar Mediterráneo noroccidental comenzó a afianzarse en la década de 1980 y ha venido creciendo de manera constante durante los últimos 40 años1,2. Las excursiones en aguas situadas frente a las costas de Francia, Mónaco e Italia pueden incluir encuentros con delfines listados, mulares y de Risso, así como ballenas piloto de aleta larga, ballenas zifios de Cuvier, rorcuales comunes y cachalotes. A medida que la industria fue creciendo de manera constante, las ONG, los administradores y los científicos comenzaron a cuestionar los efectos que los encuentros de observación desde embarcaciones y de "nado con" podrían producir en las poblaciones objetivo de ballenas y delfines.  Entretanto, el Acuerdo sobre la Conservación de los Cetáceos del Mar Negro, el Mar Mediterráneo y la Zona Atlántica Contigua (ACCOBAMS) y el Acuerdo de Pelagos sobre la creación de un santuario de mamíferos marinos en el Mar Mediterráneo, que comparten el objetivo de reducir las amenazas y perturbaciones a los cetáceos, reconocieron la necesidad de reglamentar la industria de observación de ballenas. En este contexto, el Parque Nacional Port-Cros, el organismo encargado oficialmente de la aplicación de los compromisos de Francia en el Santuario de Pelagos, elaboró en 2001 el primer Código de Buena Conducta para la observación de ballenas. Poco después, en 2002, ACCOBAMS adoptó la Resolución 1.11, proponiendo directrices regionales para las actividades comerciales de observación de ballenas.

Como paso siguiente, las partes interesadas de la región colaboraron para determinar y evaluar las actividades de observación de ballenas en la región del ACCOBAMS. En 2004, se realizó otro estudio para identificar a los operadores de observación de ballenas en Italia. La ONG francesa Souffleurs d'Ecume, en colaboración con otras ONG y el Parque Nacional de Port-Cros realizaron un segundo estudio en 2005. Se llegó a la conclusión de que muchos de los 25 operadores que ofrecían excursiones en aguas situadas frente a las costas francesa del Mediterráneo llevaban a cabo prácticas que no eran sostenibles3.  Al menos cinco de los operadores ofrecían  encuentros en el agua con ballenas o delfines, lo que requería acercamientos muy próximos y la colocación de los nadadores en la ruta de los cetáceos que se aproximaban.  Se documentó que trece de los 19 operadores realizaban acercamientos intrusivos, lo que generó preocupaciones sobre los efectos a largo plazo de esta actividad.  

Esta primera evaluación completa demostró claramente la necesidad de adoptar alguna forma de reglamentación de la observación comercial de ballenas para asegurar prácticas más sostenibles y el bienestar de las poblaciones objetivo.

No obstante, en esa época la observación de ballenas no estaba reconocida formalmente ni por las leyes francesas ni las italianas como una categoría formal de actividad comercial, ni existían tampoco reglamentos formales sobre encuentros acuáticos, distancias de aproximación de las embarcaciones o normas para las excursiones de observación de ballenas2,3.    Para contribuir a colmar esta laguna, Souffleurs d'Ecume colaboró con los operadores turísticos de observación de ballenas, el Parque Nacional Port-Cros y los mencionados dos Acuerdos a fin de elaborar un "Cahier des Charges» (pliego de especificaciones técnicas). Este documento fue un perfeccionamiento del Código de Buena Conducta, y contenía directrices claras, así como una lista de compromisos, que los operadores habían de aplicar para limitar los efectos perjudiciales de sus actividades sobre los cetáceos y el medio ambiente marino. Este proceso llevó al establecimiento oficial de un certificado de Alta Calidad en la Observación de Ballenas® (HQWW®) mediante la Resolución 3.23 de la ACCOBAMS de 2007 y la Resolución del Acuerdo Pelagos 4.53 de 2009, por la que se aprobaba la creación del certificado en el Santuario

Después de siete años de consultas y colaboración entre las Partes en los Acuerdos, con la participación de científicos, las ONG, representantes de la industria y administradores, quedó ultimado, listo para su evaluación, el marco y contenido del certificado, elaborado conjuntamente por los dos Acuerdos,  y en 2012 se llevó a cabo el primer curso experimental de capacitación. para operadores turísticos. El curso fue ofrecido por la ONG designada por el gobierno francés - Souffleurs d'Ecume (fundada y dirigida por los autores del estudio de 2005) - con el apoyo del Parque Nacional Port-Cros. En 2014, ACCOBAMS registró el certificado y la marca High Quality Whale Watching® (HQWW®), así como el logotipo de "High Quality Whale Watching®" y el Reglamento que rige su uso, en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Así, se emitió el Certificado HQWW®, a través de un asociado francés de ACCOBAMS/Pelagos, a 11 operadores franceses que realizaron el curso y se comprometieron a adherirse al Código de Buena Conducta conjunto Pelagos/ACCOBAMS establecido en la marca registrada  HQWW® de ACCOBAMS 4.   

El certificado HQWW® se adoptó oficialmente en 2016 mediante la aprobación, por las Partes en ACCOBAMS, de la Resolución 6.20 sobre actividades comerciales de observación de cetáceos en el área del ACCOBAMS, junto con un mecanismo de aplicación nacional a través de los Asociados de ACCOBAMS que habían solicitado la admisión como Asociados de la marca HQWW® de ACCOBAMS. La aplicación del Certificado HQWW® fue oportuna, ya que en un estudio de 2014 se documentó un aumento anual del 3,5% del número de operadores que ofrecían excursiones de observación de ballenas en el Mediterráneo francés y se describieron una serie de áreas de alto riesgo de colisiones con embarcaciones y de perturbaciones relacionadas con la observación de ballenas2

Volver al comienzo ↑

Aplicación del certificado de alta calidad en la observación de ballenas

Cuando se adoptó el certificado HQWW®, los participantes en su elaboración habían planificado todos los aspectos de su aplicación.  Los operadores que deseen obtener el certificado deben comprometerse a la observancia de determinadas medidas, mediante la firma de un "Cahier des Charges" o contrato.  Las especificaciones comprenden:

  • La participación obligatoria en un curso de formación de 3 días en Francia y un curso de formación de 2 días en Italia, que incluye información sobre la ecología marina y la fauna silvestre del Mar Mediterráneo, así como sobre biología, ecología y conservación de los cetáceos. El programa comprende también información sobre prácticas responsables de observación de ballenas, relacionadas con la impartición de enseñanzas a bordo, directrices de acercamiento para reducir al mínimo las perturbaciones, y formas de contribuir a la investigación y la conservación.  Los participantes deben superar un examen al final del curso.
  • El cumplimiento del Código de Buena Conducta Pelagos/ACCOBAMS, incluidas las directrices de acercamiento y los límites temporales para las interacciones con los cetáceos (ver detalles aquí).
  • La prohibición de permitir a los huéspedes el nado con cetáceos.
  • El compromiso de abstenerse de:  a) utilizar sistemas de detección aérea para localizar cetáceos (p. ej., aviones o drones); o b) combinar cualquier forma de pesca con la observación de cetáceos.
  • Un acuerdo para ofrecer viajes orientados a la observación de la naturaleza en lugar de excursiones centradas únicamente en los cetáceos, y el compromiso de ofrecer un componente de enseñanza/sensibilización para las excursiones, informando sobre los cetáceos y el ecosistema mediterráneo, así como sobre las dificultades de la conservación y las protecciones existentes.
  • Un acuerdo para participar en actividades de investigación y conservación, por ejemplo, acogiendo a investigadores a bordo o recopilando y compartiendo datos de avistamientos con el ACCOBAMS y los grupos de investigación.
  • Un acuerdo para ofrecer a los huéspedes la oportunidad de compilar formularios de evaluación y acoger favorablemente visitas de seguimiento/vigilancia de los miembros del equipo de capacitación y aplicación del HQWW®.
  • El compromiso de colaborar con el grupo de múltiples partes interesadas que evalúa periódicamente el certificado y sus medidas de aplicación, para asegurarse de que siga siendo pertinente y eficaz.  Este grupo de partes interesadas se reúne cada dos años para examinar el certificado y determinar si alguna de sus medidas requiere revisión o adaptación. Por ejemplo, a partir de 2021, con el acuerdo de todas las partes interesadas, los capitanes/conductores de cada embarcación turística deberán haber realizado el curso de capacitación HQWW® (anteriormente bastaba que el guía u otro miembro de la tripulación hubiera realizado el curso de capacitación). Esto asegurará el cumplimiento de las directrices de acercamiento y el buen comportamiento de las embarcaciones en torno a los animales.

El certificado está respaldado por sanciones claramente definidas para casos de incumplimiento de cualquiera de los acuerdos mencionados, que van desde una carta de advertencia, hasta la expulsión/retractación del certificado y la prohibición de volver a presentar solicitud en el caso de las infracciones más graves o repetidas. El certificado HQWW® ha sido aplicado satisfactoriamente en Francia por Souffleurs d'Ecume. En 2020, se han capacitado en total 15 operadores y están activamente comprometidos en aplicar las disposiciones del certificado. En vista del éxito del programa en el Mediterráneo francés, se ha adaptado también para su uso en el territorio francés de ultramar de Mayotte, donde el Parque Marino Nacional desempeña las funciones de organismo de ejecución con el apoyo de la ONG designada por Francia para el Mediterráneo.  Esta iniciativa ha requerido la introducción de importantes adaptaciones del contenido de la capacitación y los compromisos que asumen los operadores, con el fin de adecuarse a las especies de cetáceos, el medio marino y los valores culturales en este contexto completamente nuevo.

En Italia, el certificado HQWW® ha sido aplicado satisfactoriamente por la Fundación de Investigación CIMA. En Italia se comenzó a aplicar el Certificado en 2019, en el marco del proyecto EcoSTRIM, gracias a los fondos de la UE destinados al Programa Marítimo INTERREG  de Italia-y Francia. En 2020 se otorgó el certificado a 18 operadores tras un programa de formación de dos días y se firmó el contrato de compromiso. Cada operador dotado de certificado tiene ahora licencia para enarbolar la bandera HQWW® a bordo (ver foto).  Además, con el fin de incentivar a los operadores a recopilar y compartir datos de avistamientos en sus excursiones, se ha elaborado una aplicación para teléfonos inteligentes, denominada IlogWhale, para el proyecto EcoSTRIM siguiendo los criterios del Anexo 4 de la Resolución 6.20 de ACCOBAMS.


Volver al comienzo ↑

Enseñanzas aprendidas y recomendaciones para el futuro

Desafíos

Si bien el certificado ha tenido éxito bajo muchas aspectos, los equipos que han trabajado en su elaboración y aplicación han experimentado diversas dificultades y limitaciones. Por ejemplo, la participación en el plan de aplicación de la certificación sigue siendo voluntaria y las sanciones impuestas por los organismos encargados de la observancia no tienen ningún peso legal. Los operadores que deseen ofrecer experiencias en el agua para sus clientes, o se sirven del apoyo aéreo para localizar a los cetáceos pueden hacerlo, mientras que los operadores comprometidos con el certificado HQWW® podrían perder ocasiones de negocio e ingresos en regiones donde los operadores no comprometidos con el HQWW® ofrecen excursiones más caras de «natación con»/o la localización aérea.

A la luz de estos desafíos, los organismos encargados de la aplicación del HQWW® están tratando constantemente de lograr un equilibrio entre hacer que las normas del certificado sean lo suficientemente rigurosas para reducir al mínimo toda forma de perturbación a las poblaciones objetivo de ballenas y delfines, evitando que sean tan onerosas que desincentiven a los operadores a participar.  Los acuerdos internacionales y los asociados que participan en el plan de certificación se esfuerzan por elaborar formas eficaces de utilización de los medios (sociales) para educar al público de observación de ballenas, de modo que estén dotados de la comprensión y los conocimientos que les induzcan a elegir un operador HQWW® responsable en lugar de un operador sin certificado.

Si bien los reglamentos del Santuario de Pelagos prohíben poner en peligro o 'acosar' a los cetáceos, sería tal vez más eficaz, a efectos de reducir los daños a los cetáceos, establecer un marco legislativo oficial en el que se estipule el comportamiento de las embarcaciones durante las actividades de observación de ballenas, que regule la concesión de permisos de observación de ballenas y/o regule también el nado con cetáceos.  Se espera que el Gobierno Francés publique una orden ministerial en un futuro próximo, que regule legalmente los códigos de conducta para la observación de mamíferos marinos. Esta nueva reglamentación será efectiva en todos los territorios marinos de Francia, incluidas las aguas francesas del Santuario de Pelagos.  

Recomendaciones

Después del viaje de 13 años transcurrido desde la concepción hasta la aplicación y adaptación del certificado HQWW® del ACCOBAMS, los asociados que han participado en su elaboración y aplicación proporcionarían el siguiente asesoramiento a otras organizaciones o regiones que estén examinando la adopción de un plan análogo:

  • Involucrar a una amplia gama de partes interesadas desde el principio del plan, y asegurar sus aportaciones. Lo que es más importante, en esta iniciativa debería incluirse a los propios operadores, de forma que la consideren como propia y se sientan involucrados en el plan de elaboración del certificado y la certificación. Pero debería involucrarse también a autoridades internacionales, las ONG, los organismos de investigación, las autoridades del parque y las autoridades locales, entre otros.
  • Si se desea "trasplantar" dicho plan de una ubicación geográfica a otra, es necesario consultar a las partes interesadas locales, incluidos los operadores, de la nueva zona, y darles la oportunidad de aportar sus opiniones.
  • Incorporar mecanismos que permitan la evolución y adaptación de la certificación a las condiciones cambiantes, tales como el aumento del número de operadores (y la consiguiente presión sobre los animales), cambios en la distribución de los animales, nuevos conocimientos de la comprensión de los efectos perjudiciales o un nuevo marco jurídico. 

Son temas, estos, que tienen un fuerte eco en otros estudios de casos y se proporciona asesoramiento en este manual, particularmente con respecto a la participación de las partes interesadas y la gestión adaptativa.

Puede obtenerse mayor información sobre el Certificado ACCOBAMS de Alta Calidad en la Observación de Ballenas® (HQWW®) en estas páginas: 

Volver al comienzo ↑

Referencias

Mostrar/Ocultar referencias
  1. O’Connor, S., Campbell, R., Cortez, H. & Knowles, T. Whale Watching Worldwide: tourism numbers, expenditures and expanding economic benefits; a special report from the International Fund for Animal Welfare. (Yarmouth MA, USA, 2009).
  2. Mayol, P. et al. Le whale-watching en Méditerranée française: état des lieux et recommandations. Sci. Rep. Port-Cros natl. Park 28, 133-143 (2014).
  3. Resolution 4.5 of the Pelagos Agreement on the creation of a label for the activities of Whale watching, 4th Meeting of the Parties of the Pelagos Agreement (Monaco, 19-21 of October 2009).
  4. Mayol, P., Beaubrun, P., Dhermain, F. & Richez, G. Le whale watching en Mediterranee. Les enjeux d'un developpement durable. Espaces 244, 42 (2007).
  5. Record of decisions of the meeting on the governance of the certificate “High Quality Whale Watching®” (Hyères, France — 7th of July 2015).

Volver al comienzo ↑

Compartir esta página!

X

Comparte esta página con tus amigos en las redes sociales: